top of page

El otoño y su invitación a renacer


El otoño es una época que emociona a muchos por lo lindos que pueden llegar a percibirse los árboles, tornándose color naranja y perdiendo sus encantadoras hojas…Sin embargo, para otros, yo incluida, el otoño puede llegar a ser una época del año que me ocasiona angustia, precisamente porque la caída de las hojas de los árboles y el cambio en su color me recuerda que el invierno está por acercarse…y más aún…que el verano ha terminado. Quizá no es tanto la angustia de que se avecine el invierno, sino la nostalgia de saber que esos días de sol y de calor que, en mi caso, representan alegría y gozo, se van y no vuelven más…Hasta tener la ilusión nuevamente el año entrante de que algo nuevo y mágico está por llegar.


Sin embargo, este otoño, he decidido verlo diferente. He decidido apreciar la magia que puede esconderse detrás de una época del año tan mística.


La naturaleza es infinitamente sabia porque simplemente ES, sin todos los paradigmas del ser humano; y a través de observarla podemos aprender grandes lecciones de vida. Una de ellas, que inspira el otoño, es justo este cambio y esta mágica transformación que se vive en esta época en los árboles. Es bien sabido que, en esta época, las hojas de los árboles comienzan a perder el color verde que las caracteriza, tornándose amarillentas y naranjas; que poco a poco comienzan a secarse hasta desprenderse de las ramas que un día adornaban y caer gentilmente al suelo. Admiro como estas hermosas hojas que vestían al árbol no resisten su proceso y admiro como el árbol no teme despojarse de ellas. Admiro como confían en su proceso, teniendo total certeza en que esto es lo más sano si es que desean preservar su existencia e incluso crecer más grandes y más fuertes. Admiro su facilidad para dejarse llevar y fluir con este “destino” de una forma tan gentil, tan suave, tan desprendida, tan desapegada y tan mágica.


Hoy quiero aprender esto de los árboles y de la naturaleza en general. El dejar de aferrarme a aquello que considero “que me gusta o que me sienta bien” solo porque temo cómo seré cuando no lo tenga. O aquello que me aporta un placer momentáneo, pero por el cual pago el precio muy alto de la insatisfacción conmigo misma. O a aquello que según yo funciona, cuando en realidad soy yo la que se EMPEÑA en hacerlo funcionar o en querer que funcione. Hoy quiero ser capaz des ser honesta conmigo misma y reconocer lo que realmente no me hace bien y no potencia mi existir ni mi evolución personal, y simplemente, dejarlo ir… dejar de insistir, dejar de luchar, dejar de aferrarme, dejar de batallar y entender que dejar de “protegerme” aferrándome a lo conocido también es sinónimo de cuidarme y procurarme, e incluso, de amarme. Y ser como el árbol, que acepta su proceso, que acepta que las hojas van y vienen, que acepta el hecho de que a cada instante su existir es vulnerable incluso cuando cuenta con la protección de sus hojas. Hoy es momento de dejar ir, de agradecer por lo que fue y que ya no es más. Hoy acepto la invitación del otoño de revisar lo que ya no va, de hacer un inventario de lo que aún quiero llevar conmigo en mi viaje de vida; de soltar lo que ya no funciona para la versión que deseo ser…Lo que me mantiene atada a un pasado y a una versión de mi que, en realidad, ya no existe más, pero que teme morir. Hoy acepto la invitación a ese renacimiento; entendiendo que para renacer es necesario morir, por más duro que eso pueda sonar. Y aunque duela, lo prefiero y lo elijo porque duele más permanecer así, aferrada a lo que ya no es más, sin aceptar que todo en esta vida es cambio y nada es estático por más que me gustara a veces que permaneciera siempre igual. Si no resisto…entonces fluyo y no sufro. Hoy decido desprenderme, aceptarme, perdonarme y amarme como soy y como fui. Despedirme, soltar, dejar de contener y permitir que mi proceso fluya…Confiando en la grandeza de la vida y en las maravillas que el universo y la promesa de una primavera tienen para mí... Porque cada momento y cada estación en la vida guarda un encanto peculiar que espera ser descubierto.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page